viernes, 21 de julio de 2017

Los Sweety Iron



Diecisiete días después puedo hacer esta entrada que llevaba tiempo guardada. Ahora que ya salieron a la luz, que ya los estáis conociendo, es el momento oportuno para hablaros de cada uno de ellos, de los Sweety Iron, ese grupo de rock en su tiempo libre. Primero de todo defiendo la postura de aquella gente que prefiere tener su propia imagen del protagonista y la respeto, pero a mí me encanta ponerles cara en el proceso por lo que estos chicos de la izquierda son ellos.

En "Persiguiendo un imposible" conocemos la historia de Keanu Williams, ese chico que no deja de ser el típico malote pero que en el fondo no deja de ser producto de una vida difícil. Y sí, es tierno a la vez, es dulce, es ese chico de ensueño que todas queremos en el fondo... (aquí queda claro que le quiero).  Keanu es mecánico en el taller de Lou, que es ese hombre que ayuda a una generación de chicos problemáticos con la buenísima intención de ayudarles a salir adelante. Y a pesar de todo el dolor, el sufrimiento, los obstáculos... consigue salir a flote. No voy a extenderme más sobre él para no hacer spoilers pero los que ya lo habéis leído me entenderéis perfectamente en este punto (#teamKeanu).


                                                           
                                                                          KEANU

El segundo de los chicos de los que quiero hablaros es Ryan, el verdadero motivo por el que April acude a vivir con él y su tía Anita. Y Ryan es... pues Ryan es Ryan. Más joven que su prima, en el libro de Keanu es una persona confusa, furiosa, consumida por el dolor... pero agradezco que no se vea solamente esa parte de él, si no que voy recibiendo comentarios sobre Ryan en los que me dicen que se han enamorado de él y que se merece su propia historia (de eso hablaré al final). Pero no es mala persona ni tóxica ni hace daño a propósito. ¿Cuántas veces no hemos actuado de manera irracional hiriendo a la gente que más queremos? ¿Cuántas veces no hemos tratado de pedir ayuda a gritos pero haciéndolo de manera incorrecta? Y ese es Ry, el que te roba el corazón a pesar de hacer las cosas fatal. A pesar de todo eso, su historia es también de las que te llegan muy hondo (#teamRy).

                                                       
                                                                         RYAN

El tercer chico es Dean. Si Keanu y Ryan son dos chicos capaces de hacernos perder la cabeza este tercero no se queda atrás. De hecho diría que es mi favorito.  A veces, y sin ningún motivo muy lógico, un personaje nos llega un poquito más al alma y en este caso es él. No sabría explicarlo, quizá por esa sonrisa eterna pícara que consigue ruborizar a cualquiera, por esa mirada que traspasa y consigue ver el interior de cualquiera o por todo lo que oculta... Su historia es de todas la más divertida sin duda y es que con Dean la diversión siempre está asegurada (#teamDean).


DEAN

Otro de los chicos es Sebastian, el que sería líder en el grupo donde los chicos se desahogan y donde se reúnen compartiendo esa afición que les unió un día. Este es el más descarado de todos, el que vive la vida simplemente sin preocuparse de qué vendrá mañana. Ese que muchos quisiéramos ser sin vivir preocupados por el futuro porque la vida es hoy, y mañana ya se verá qué sucede. Su historia es diferente a las otras pero también es de las que te deja la sonrisa al menos unos días (#teamSebastian).


                                                                SEBASTIAN

Y por último, Phil. El más mayor, el más serio de todos, el que apenas sonríe, el más melancólico, el más solitario de todos. La historia de Phil es de las más complicadas y difíciles pero al mismo tiempo creo que es de las más bonitas (#teamPhil).

     
                                                                            PHIL 

A lo largo de todo el post habréis visto que he ido hablando de cómo veo sus historias y os preguntaréis por qué he hecho eso. Pues bien, cuando comencé a escribir la novela de Keanu y April, sin darme cuenta el resto de personajes fueron cogiendo protagonismo, apareciendo cada vez con mas fuerza, ganándose un hueco en la novela.  Y aunque muchas me habéis preguntado si habrá historia del resto de chicos del grupo aún no puedo daros una respuesta segura. Si bien es cierto que tengo muy clara la historia de cada una y, de hecho todas, ellas están empezadas, no puedo asegurar que vaya a ser algo que vea la luz, ni pronto ni tarde. Aún estoy acabando una nueva novela y acabo de empezar otra que no tiene nada que ver con el #NewAdult. Lo que sí puedo aseguraros es que en algún momento las escribiré aunque sea para mí porque es un género que me ha fascinado escribirlo.

Y hasta aquí esta entrada. Espero que si aún no conocéis la historia de April y Keanu, pinchéis en el enlace de abajo y disfrutéis de una historia tan adecuada a este tiempo estival. ¡A disfrutar la lectura!



https://www.amazon.es/dp/B073QZLLJ2?tag=relinks2-21

domingo, 2 de julio de 2017

Bienvenidos a casa, April y Keanu

Mes de julio, empieza el verano para muchos, ese tiempo de relax, de playa, de encuentros con amigos, pero sobre todo, de descansar y disfrutar de todo aquello que nos gusta. Y para mí, este año es un mes de trabajo, de recibir a una nueva sobrina en la familia a la que estamos deseando de ver la carita, y la llegada de April y Keanu.

El mes de julio de 2017 lleva su nombre escrito, el de dos protagonistas con los que convivido más de un año y medio. Hemos pasado muchas horas juntos, han esperado pacientemente su turno (con más paciencia de la normal debo reconocer), y por fin tras meses de debate interno, han llegado para quedarse. Y aunque puede parecerle absurdo a alguien, me encuentro igual de nerviosa, temerosa, expectante, ansiosa, histérica… (son muchos los adjetivos que me definen estos días antes de sacar novela). No importa que sea la sexta novela porque sigo en el mismo estado que las primeras veces, incluso me atrevería a decir que aún más pues con la primera historia no era nada consciente de lo que supone publicar una novela.


Escribí un día sus primeras palabras y las lectoras cero que me ayudaron durante todo el proceso (paciencia infinita es lo que tienen), se enamoraron de Keanu y de April sin poder evitarlo. Porque no es solo la historia de April, de su viaje a un país que desconoce, de abandonar su seguridad y la familia que la ha protegido siempre; es también la complicada vida de Keanu, la que no ha sido sencilla, la de recibir golpes y sobreponerse a ello, pues es eso o dejarse morir.


Con esto no quiero dar la impresión de que es una novela dramática, dura, de esas que te encogen el corazón. Es una historia new adult con los miedos y las inseguridades de la edad, con las primeras veces en las que piensas las cosas mil veces antes de hacerlas, o te lanzas a lo loco sin ser consciente de qué estás haciendo, con unos paisajes de playas californianas donde luce el sol a diario, con ferias en el muelle iluminando la noche, y con mucha música de fondo. 

Y como dije hace un tiempo, a veces es demasiado el miedo, la presión, las expectativas, el miedo irracional... y es necesario tomarse un tiempo, descansar, disfrutar, vivir. En esto no me siento sola y he coincidido con otras autoras en estos mismos sentimientos para mi sorpresa, y ya se sabe "mal de muchos, consuelo de tontos". Por eso cuando vi que lo que me sucedía no era algo extraño ni especial me sentí un poco más aliviada. Ahora, después de ese tiempo de espera, regreso con muchas ganas y mucha fuerza para dejaros de nuevo un trocito de mí que espero y deseo recibáis con los brazos abiertos.

Una novela diferente, especial, inocente, fresca, musical, con sentimientos a flor de piel, intensa y dinámica. Eso ha sido para mí "Persiguiendo un imposible". Puede que no sea memorable, que algunos la lean y se olviden de ella al día siguiente pero si en ese ratito os hace disfrutar me doy por satisfecha. Emoción es lo que siempre busco como lectora, y si en algún momento alguien lee alguna de mis novelas y me dice que le "ha hecho sentir", creerme que en ese mismo instante subo al mismísimo cielo. No me enrollo más, solamente puedo deciros que en los próximos días estará a la venta. 

¡Bienvenidos a Ocean River!